Por ello, el Ayuntamiento de Madrid, que ha lanzado una campaña para dar a conocer este servicio. Lo hace con el lema '¿Has perdido algo? No pierdas la cabeza' y acércate a la Oficina de Objetos Perdidos'.

La campaña se puede ver en un centenar de soportes publicitarios de toda la ciudad. Sirve para dar a conocer un servicio que alberga más de 100.000 objetos extraviados en la vía pública, instalaciones deportivas, oficinas de correos o medios de transporte.

 

El Ayuntamiento destaca que sólo un 20% de los objetos que llegan a la oficina vuelven a su propietario, generalmente los que cuentan con datos identificativos. Con la campaña el Ayuntamiento quiere aumentar ese porcentaje.

El año pasado llegaron a las dependencias municipales cerca de 59.270 objetos procedentes de la vía pública, taxis, metro, trenes, aeropuerto, autobuses, instalaciones deportivas y del SAMUR. Hasta finales de octubre se había depositado allí 52.821 objetos y la previsión es terminar este año con un aumento del 7% respecto a 2016. En estos momentos la oficina guarda más de 109.500 objetos.

Sólo un 20% de los objetos que llegan a la oficina vuelven a su propietario

Los más habituales son monederos, carteras, maletas y maletines, móviles y ropa aunque también se pueden encontrar aparatos ortopédicos, instrumentos musicales, carros de la compra, sillas de bebé, cañas de pescar, juguetes, relojes y hasta un traje de torero. Aunque la cantidad de objetos que entran la oficina es similar todos los meses, sí se observa un mayor repunte en los meses de verano y en navidades.

¿Qué ocurre con los objetos perdidos que nadie reclama?

Cada mes se publica en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM) una relación genérica de los objetos que han llegado a la oficina. Desde entonces comienza el plazo de depósito, que es de dos años. Si la persona propietaria no pasa a recogerlo en ese tiempo, el objeto pasa a ser propiedad de la persona que lo encontró. Si esta última no lo pasa a recoger, pasa a ser propiedad municipal.

Cuando el objeto ya es del Ayuntamiento puede destinarse al aprovechamiento de otros servicios municipales. Así, por ejemplo, las muletas y sillas de ruedas pueden ser destinadas a Madrid Salud y residencias, las maletas a la Policía Municipal para las prácticas de los perros, los electrodomésticos a centros de mayores o juveniles, etc.

También se destinan muchos objetos a donaciones a ONG y otras instituciones sin ánimo de lucro.

Una tercera opción es que los objetos no reclamados que hayan pasado a ser de propiedad municipal se subasten. A través de esta vía en 2016 se subastaron 1.300 joyas de plata y oros, relojes, útiles de escritura, aparatos informáticos, discos, bolsos, gafas e instrumentos musicales.

La Oficina de Objetos Perdidos es accesible a través del teléfono (915 279 590), vía correo electrónico (objetosperdidos@madrid.es), mediante un formulario en la web www.madrid.es y por vía presencial