La asociación Verdemar-Ecologistas en Acción ha denunciado la aparición de ocho cadáveres de caballo en avanzado estado de descomposición en una finca de Jimena de la Frontera, Cádiz, situada tras el colegio Reina de los Ángeles.

"Las instituciones no están cumpliendo con sus responsabilidades ante la Ley, por tanto, se necesita la colaboración de todos los ciudadanos para ayudar a unos animales que, desde principios de los tiempos, han ayudado al ser humano con su propio esfuerzo, entrega y sacrificio", ha explicado la organización en un comunicado en su página web.

Desde enero de 2012 hasta abril de 2016, alrededor de 241.163 caballos han sido sacrificados en mataderos de todo el país, una cifra que asciende al contar aquellos ejemplares que mueren maltratados o abandonados en el campo según datos del Ministerio de Agricultura.

Tras nuevo y desagradable episodio de abandono animal, la ONG ha pedido a las autoridades que se abra una investigación sobre los hechos para esclarecer las causas y que se establezcan responsabilidades contra el propietario.

En las imágenes, que pueden herir la sensibilidad, se aprecian los cuerpos de varios ejemplares tirados en el suelo, algunos sin ojos, sin piel e incluso uno de ellos aplastado por una plancha de uralita.

Por su parte, en el vídeo que acompaña la noticia se muestra la finca ya limpia sin los cuerpos de los animales. La vecina de Jimena de la Frontera que ha aportado todo el material gráfico, y que hizo las fotos de los cadáveres, explica en la grabación que el dueño, tras estar "al tanto de lo ocurrido" ha decidido enterrar a todos los ejemplares. No obstante, aún quedan restos de pelo, costillas o partes del cuerpo desprendidas de haberlos arrastrado por el suelo.