El cadáver de Virgilio García, de 61 años, el operario sepultado por un alud de nieve junto a su compañero César Fernández, de 53, cuando trabajaban con una máquina fresadora en la limpieza de la carretera de acceso al puerto de San Isidro el pasado 1 de enero ha sido localizado este sábado por los equipos de rescate, ha informado el 112-Asturias.

El cuerpo ha sido hallado por miembros de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) que trabajaban en el rastreo, junto a agentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil, en una zona donde se habían despejado ya unos cinco metros de espesor de nieve y en la que aún quedaban por debajo otros cinco metros.

Una vez que los trabajos de paleo han permitido localizar el cadáver, el operativo de búsqueda rescatará ahora el cuerpo de la nieve mediante una operación de grúa desde un helicóptero para proceder a su traslado hasta la carretera donde la Guardia Civil procederá al levantamiento de cadáver.

Ambos operarios fueron sepultados por una avalancha de nieve tras bajarse del vehículo, que fue arrastrado unos doscientos metros a través de una ladera, para intentar desatascar la chimenea de la fresadora en las proximidades de Riofrío, a cuatro kilómetros de la cima del puerto. El cadáver del primer trabajador fue recuperado horas después del siniestro.

Desde que se produjo el accidente, y condicionados por la situación meteorológica, en la zona han trabajado equipos del Servicio de Emergencias del Principado, de la Guardia Civil y de la Dirección General de Infraestructuras, así como de la Unidad Militar de Emergencias (UME) durante algunas jornadas. A ellos se unieron unidades caninas del Principado y de la Guardia Civil así como maquinaria de carreteras facilitada por la Diputación de León, además de varios drones ofrecidos por la empresa GAM en los que se instaló un georradar conseguido por la familia del fallecido.

Condolencias del presidente de Asturias y de Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha trasladado su afecto al círculo cercano del operario sepultado. "Todo mi afecto para su familia y seres queridos que han vivido estos largos días de angustia y dolor", ha señalado el jefe del Ejecutivo en un tuit. Además, ha agradecido la labor de los efectivos "que han participado sin descanso hasta localizar el cuerpo de Virgilio".

En esta línea se ha expresado también el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón. "El dolor de la familia de Virgilio es imposible sanarlo. Pero encontrarlo, después de casi un mes de angustia y de trabajos de los grupos de rescate, les permite poder despedirlo y tratar de encontrar la paz. Mi más sentido pésame para su mujer e hijo, para toda su familia", ha escrito en Twitter.