Una familia de Misisipi, en Estados Unidos, ha denunciado que un hacker ha accedido las cámaras de seguridad de la habitación de una de sus hijas, de ocho años.

La pequeña acudió a su dormitorio tras oír unos ruidos extraños procedentes de su interior y, una vez allí, pudo escuchar a un hombre que le decía "soy tu mejor amigo, soy Santa Claus".

 

Entonces, comenzó a acosarla mientras le decía que se portara mal y destruyera su habitación. Según recoge 'The Washington Post', el hombre llegó a pronunciar varios insultos racistas.

Un grito de la niña alertó a los progenitores, que procedieron inmediatamente a apagar y desinstalar todas las cámaras de seguridad del domicilio.

"Podrían haberlos visto dormir, cambiarse, podrían haber visto todo tipo de cosas. Mi instinto me hace sentir que es alguien que nos conoce o alguien muy cercano", ha señalado la madre de la pequeña, Ashley LeMay, en declaraciones a 'WMC'.

En la cuenta de Facebook de LeMay se pueden leer varias publicaciones en las que explica lo que ha ocurrido. "Alguien ha hackeado nuestra cámara y ha hablado a nuestros niños", rezaba uno de los 'post'.

Además, en otra de las publicaciones, esta mujer ha explicado que la empresa que vende las cámaras ha tardado "más de una semana" en ponerse en contacto con ella y no le ha ofrecido ningún tipo de solución.