Los padres de la bebé hospitalizada con más de 20 fracturas en el Hospital Clínico de Valencia, han pasado a disposición judicial. Las fracturas que presenta no corresponden a los últimos días, sino que son consecuencia de golpes que ha recibido hace un tiempo.

Las investigaciones apuntan, por el momento, en la dirección de malos tratos por parte de la pareja hacia la menor, aunque ellos no lo han reconocido.

La juez, con sus declaraciones y la de los testigos, tratará de arrojar algo de luz sobre dos claves en este caso, las fracturas de la menor y la muerte de su hermano mellizo hace apenas un mes.

La Policía Nacional asegura que, por la evolución que presentaban, no todas las fracturas se produjeron el mismo día.

También se investiga la muerte de un hermano mellizo de esta bebé que falleció el pasado 7 de enero. La autopsia determinó, inicialmente, que se trataba de una muerte súbita por causas naturales.

Sin embargo, laSexta ha conseguido hablar con una de las testigos que ha declarado por el caso, y ha explicado que antes de este fallecimiento, ella misma alertó a la Policía.

"El día de nochevieja se escuchaba a los bebés llorar muy fuerte. Un lloro que no era de hambre ni de cólico, un lloro de que algo malo le estaba pasando a ese bebé", ha explicado la mujer, que ha asegurado que la respuesta de la Policía Local de Banyeres de Mariola fue "que los bebés lloran". Ante eso, acudió a ver si necesitaban algo: "No quiso que le ayudaran", ha expresado otra vecina.

Mientras se investigan los hechos, la niña de tres meses sigue ingresada grave en el Hospital Clínico de Valencia.