La menor de 16 años brutalmente violada en Igualada cuando volvía a casa tras una fiesta de Halloween ya ha salido de la UCI, aunque permanece ingresada en el hospital. Allí le tomarán declaración los Mossos ya que solo pudieron intercambiar con ella pocas palabras en el momento que la encontraron.

El hombre que la halló tirada en el suelo, un transportista que estaba en la zona, ha explicado que sigue muy afectado. Él encontró a la chica en tan malas condiciones que llegó a pensar que estaba muerta.

"Estaba tirada en el suelo y desnuda. Temblaba de frío y de miedo", ha señalado el camionero con los ojos llorosos y sin querer mostrarse ante las cámaras. La joven, dice, "tenía sangre en las orejas" y enseguida la tapó con una manta, llamó a un compañero y a los servicios de emergencias.

En el lugar donde fue encontrada la menor no hay ninguna cámara de seguridad pero sí que las hay en el resto del polígono industrial, por lo que el agresor o agresores han podido ser captados entrando a la zona. Los Mossos ya han pedido a todas las empresas las grabaciones de entre las seis y las ocho de la mañana de ese día.

La madre de la víctima ha enviado una carta al presidente del Gobierno pidiendo medidas para evitar este tipo de agresiones sexuales . "Señor presidente del Gobierno, habrá visto en las noticias el caso de mi hija y mi máxima intención es llegar a usted, porque cuando tocan a una mujer, nos tocan a todas. ¡Yo le ruego que frenen estas salvajadas ya!", ha escrito.

La mujer también ha solicitado un listado donde se incluyan "los violadores, delincuentes y asesinos" para evitar su acceso a las zonas de ocio. "En las zonas de los adolescentes debe haber mucha protección y vigilancia y, en la entrada, un control de alcoholemia, drogas y, por supuesto, COVID", ha exigido.