La Guardia Civil ha identificado y localizado al hombre que aparecía conduciendo de manera temeraria, con el volante a los pies, en Cantabria. Se trata de un hombre de 31 años de edad y vecino de Reinosa, que en la actualidad se encuentra ingresado en el Centro Penitenciario el Dueso de Santoña (Cantabria).

Los especialistas en Investigación y Análisis (GIAT) de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria iniciaron la investigación tras el visionado de cuatro vídeos que se encontraban en redes sociales y que además se estaban distribuyendo mediante aplicaciones de mensajería instantánea.

En dichas imágenes se podía observar a un varón circulando en sentido contrario, teniendo algunos conductores que cambiarse de carril para no colisionar, en la vía que une El Astillero y Guarnizo. Además, iba conduciendo con los pies en el volante, sin manos, tumbado hacia el asiento del copiloto y sin hacer uso del cinturón de seguridad.

 

El hombre fue detenido en marzo

Tras el visionado de las imágenes, los agentes pudieron establecer que el citado conductor coincidía con un detenido el pasado 13 de marzo. En aquella ocasión una patrulla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, dio el alto a un vehículo que circulaba por la autovía en las proximidades de Reinosa.

Los agentes observaron una conducción irregular e instaron al conductor a realizar la prueba de detección de alcohol y drogas. Pero este se negó, se resistió ante los agentes, provocando heridas en uno de ellos. Entonces, fue detenido por conducir bajo la influencia de sustancias, así como por atentado agente de la autoridad, desobediencia y resistencia.

En el momento de su detención, el arrestado vestía la misma ropa y calzado que se ven en los videos analizados por los agentes. Del análisis de las grabaciones, se extrajo información de una emisora de radio que escuchaba, en la que se deduce que es marzo y víspera del fin de semana. El día que se le detuvo fue un viernes 13 de marzo, por lo que no se descarta que esos vídeos se grabaran ese día previamente a su detención.

Finalmente los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria están instruyendo diligencias como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, por conducción temeraria con desprecio claro para la vida del resto de los usuarios de las vías.