La ONG Greenpeace ha desplegado una pancarta gigante de 200 metros cuadrados en la Plaza de Colón, a 74 metros de altura, para denunciar la factura medioambiental y social que el Gobierno y empresas están haciendo pagar a los ciudadanos.

Cuatro activistas de la asociación se han subido a una de las torres de Colón y han colgado la tela, con el lema "Nos estáis costando la vida. Nos estáis contando el planeta. #Nopagueslacuenta", en la que aparece sin cifra el importe de la crisis climática, la pérdida de los derechos fundamentales, la destrucción del medio ambiente y la contaminación.

Con esta acción la organización quieren recordar a los políticos que no se olviden del medio ambiente y las personas en esta campaña electoral ya que las malas prácticas no solo destruyen nuestro planeta sino que generan "una sociedad más desigual".