Fresa, piña y naranja, tres sabores acompañados de ginebra y con forma de osito: hace dos años se les ocurrió esta idea estrella a tres jóvenes vizcaínos en una fiesta y ahora es una realidad. "Son las gominolas que tanto nos gustaban de jóvenes pero con un toque más divertido", explica Ander Méndez.

Cada gominola contiene 19 grados de alcohol, es decir, 15 de estos equivalen a una copa. Empezaron haciendo pruebas en su casa, y ahora, hasta el Ayuntamiento de Getxo les ha subvencionado con más de 10.000 euros.

Aunque cueste creerlo es real, de momento se pueden comprar online pero sus creadores aspiran a más: "Ahora queremos expandirla, llegar a bares, restaurantes y a tiendas físicas y supermercados".

Ahí está la polémica, cuanto más se expanda, más probabilidades tienen los pequeños de confundirlas con las normales. Sus creadores defienden que todo está bien explicado en la caja. Sólo llevan tres meses en el mercado y el boca a boca está haciendo que sea casi imposible no probarlas.