La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha afirmado que es "muy estéril" acusar al Gobierno de no haber declarado una alerta sanitaria nacional por listeriosis tras los casos detectados en Andalucía y Extremadura, puesto que "está declarada ya desde el día 16".

En una entrevista a la Cadena Ser, Carcedo hizo esta puntualización ante la "polémica" surgida en las últimas horas sobre si el Ejecutivo central debía decretar una alerta a nivel nacional y si estaba tardando en hacerlo al encontrarse de vacaciones.

Carcedo ha indicado que existe "confusión" con este tema porque a nivel nacional "la alerta ya está establecida" desde el mismo momento en el que la Junta de Andalucía comunicó a todas las demás comunidades la crisis declarada en su región y el riesgo de que se trasladara a otras comunidades.

La ministra ha relatado que la alerta nacional "se activa en el momento en el que una comunidad nos comunica un brote y existe la sospecha de que se extienda" al resto de las comunidades.

Carcedo ha manifestado que "no tiene sentido" y resulta "muy estéril" acusar al Gobierno de España de no haber declarado una alerta sanitaria nacional porque todas las comunidades están alertadas en "una doble red, la alimentaria y la sanitaria".

Asimismo, ha destacado que el riesgo de infección ha desaparecido porque "se han retirado todos los lotes de fabricación de esta empresa desde mayo" para evitar que otras personas adquieran la listeriosis y la fabrica "está cerrada e inmovilizadas todas las partidas".

Unas "cantidades mínimas" de la carne afectada por la bacteria listeria moncytogenes llegaron también a Castilla la Mancha y Tenerife, además de a Andalucía y a las comunidades de Madrid y Extremadura.

En total, 81 casos, 80 en Andalucía y uno en Extremadura, son los afectados por el momento por el brote de listeriosis, entre los que se encuentran 15 embarazadas