La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha confirmado este miércoles que Dana Leonte, la mujer rumana de 31 años que desapareció en junio en Arenas (Málaga), fue asesinada presuntamente por su pareja, una confirmación que se produce después del hallazgo e identificación de sus restos mortales.

Leonte, madre de un menor, es la víctima mortal número 46 de la violencia machista en lo que va de 2019 y la 1.021 desde que comenzaron a registrarse los asesinatos de género en 2003. No constan denuncias previas por maltrato contra el presunto asesino de Leonte, quien era su novio y que está en prisión provisional desde el pasado sábado acusado de un delito de homicidio.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha subrayado que el horror de la violencia machista "debe cesar". "Un nuevo caso de violencia machista que deja otra víctima: un bebé de pocos meses. Debemos actuar, este horror debe cesar. Todo mi cariño para sus familiares", ha escrito Sánchez en Twitter.

 

También la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad en funciones, Carmen Calvo, se ha mostrado "consternada" por el asesinado de Leonte: "Una sería demasiado, pero son 46 este año y 1.021 desde que hay registros. Basta ya", ha manifestado en la red social.

 

Dana Leonte había denunciado a su novio Sergio por coacciones

Sergio, en prisión provisional por su presunta implicación en la desaparición de su novia Dana, había sido denunciado por coacciones por ésta después de que le cortarse la luz y el agua en casa.

Dana desapareció el pasado 12 de junio en el municipio de Arenas, en el que residía con su novio, que sostuvo que ella se había ido de forma voluntaria, agobiada por las deudas y dejando a su cargo a la hija de ambos, de entonces siete meses, una versión de la que siempre ha recelado la familia de la joven.

La bebé, que actualmente tiene diez meses, se encuentra a cargo de la familia del detenido, según las mismas fuentes. Tras la desaparición de Dana, la Guardia Civil realizó varias batidas en la localidad a pie y en helicóptero para intentar localizar a la mujer, que llevaba varios años viviendo en Arenas, una localidad de 1.200 habitantes en la comarca malagueña de la Axarquía, y había comenzado a regentar recientemente un bar.

Un testigo afirma que vio cómo secuestraban a Dana Leonte

"La chica va andando por la calle a la altura del bar de Dana. A unos 30 metros de la gasolinera. Esto sería entre el 12 y el 13 de junio sobre las dos y media o tres de la mañana", asegura el testigo, que explica que vio a un coche detrás de ella "como siguiéndola".

El empleado de la gasolinera sostiene que, en ese momento, una segunda persona se bajó del vehículo para cerrar la puerta donde iba Dana. "Yo pensé que era un tema de malos tratos por como cogieron por la fuerza a la chica".

Este testigo ya ha prestado declaración ante la Guardia Civil. "Ese mismo día yo llamo a la Policía y a los 12 días de desaparecer Dana le cuento todo esto a la Guardia Civil. Repito que no estoy seguro de que sea ella. Solo digo que se parecía físicamente", explica el hombre.

La cámara de seguridad de esa gasolinera de Vélez Málaga captó la última imagen de Dana Leonte antes de que se le perdiera de vista. La estación de servicio se sitúa justo en frente del bar de Dana, en una zona muy transitada.

El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 51 idiomas diferentes. La llamada no deja huella en la factura, pero hay que borrarla del registro del teléfono. Los menores también pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10, y los ciudadanos que sean testigos de alguna agresión deben llamar al 112.