El Gobierno ha aprobado este sábado una ayuda directa de 200 euros para trabajadores, autónomos y desempleados con "bajos ingresos" que se podrá solicitar a partir y durante del mes de julio.

Esta ayuda forma parte del paquete de medidas del ejecutivo para hacer frente al alza de la inflación derivada de la guerra en Ucrania, que tendrá un coste de 9.000 millones, que se eleva a 15.000 si se suman las medidas en vigor hasta la fecha y que ayudarán a contener el Índice de Precios de Consumo hasta final de año en 3,5 puntos.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros Extraordinario, Sánchez ha detallado que este nuevo paquete de medidas con un presupuesto superior a 9.000 millones, que se desglosa en 5.500 millones en gasto para proteger a familias y empresas y 3.500 millones en rebajas fiscales. La ayuda aliviará la subida de la cesta de la compra para las rentas más bajas, según ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario celebrado este sábado.

Por su parte, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha concretado en su cuenta de Twitter que la ayuda va dirigida a las familias con ingresos inferiores a 14.000€ al año.

El periodista de laSexta, Josué Coello, señala que esta medida ha sido de las más difíciles de acordar entre las formaciones que componen el ejecutivo, pues Unidas Podemos apuntaba diferentes cantidades en la ayuda y en la renta de la familia. El partido morado proponía que la medida fuera de 300 euros y la renta de hasta los 30.000 euros. A pesar de esto, Coello apunta que hay satisfacción en la formación de Díaz pues consideran que se han incluido partes de sus propuestas.

¿Cuánta gente se va a beneficiar de esta ayuda?

La ayuda de 200 euros para trabajadores, autónomos y desempleados con rentas bajas incluida en el real decreto-ley aprobado este sábado por el Consejo Ministros consistirá en un pago único que beneficiará a 2,7 millones de personas, según las estimaciones del Gobierno.

En concreto, la normativa contempla que los asalariados, autónomos y desempleados inscritos en las oficinas de empleo puedan percibir un cheque de 200 euros, que incrementará en 540 millones la renta de 2,7 millones de personas. Para recibir esa ayuda, los beneficiarios deben residir en hogares en los que la suma de las rentas que perciban los convivientes sea inferior a 14.000 euros en 2021 y cuyo patrimonio descontando la vivienda habitual no supere los 43.196,4 euros.

Se excluye de esta ayuda a quienes ya cobren el Ingreso Mínimo Vital o reciban pensiones del Régimen General y los Regímenes especiales de la Seguridad Social o por el Régimen de Clases Pasivas del Estado.

El Real Decreto-ley contempla ya medidas concretas para estos colectivos, como la prórroga del incremento del 15% del Ingreso Mínimo Vital o de las pensiones no contributivas, que implica incrementos anuales superiores a los 200 euros. Y, en el caso de las pensiones contributivas, el Gobierno ya garantiza el incremento en línea con la inflación para garantizar que no existe una merma del poder adquisitivo.

¿Dónde se pide la ayuda de 200 euros?

El organismo encargado de la gestión de esta ayuda, que requerirá solicitud previa por los beneficiarios, será la Agencia Estatal de Administración Tributaria, ha informado el Ministerio de Hacienda y Función Pública.