La cabalgata de Reyes se ha convertido en una de las celebraciones navideñas más características de nuestro país. Miles de personas se concentran en las calles españolas el 5 de enero para recibir a los Reyes Magos, que vienen acompañados de otros personajes y carrozas.

Este suele ser un momento mágico, aunque a veces se ha convertido en el centro de la polémica. Algo que ha ocurrido con la de Utrera, en Sevilla, debido a los objetos que lanzaron desde las carrozas.

Según las denuncias de algunos usuarios en Twitter, entre los objetos lanzados se encontraban cargadores, ambientadores, estropajos, gafas de sol, pendientes, colgantes, películas en DVD e, incluso, salchichón.

 

"A mi hijo le ha caído una percha de acero en la cabeza. Me parece indignante y voy a intentar hablar con los organizadores porque estos objetos se deben prohibir", ha denunciado un internauta.

 

Tras lo ocurrido, la Asociación Maestro Milla Cabalgata de los Reyes Magos de Utrera ha emitido un comunicado oficial para pedir disculpas y mostrar las indicaciones de cara a futuras celebraciones.

"Deseamos mostrar nuestro pesar por algunos de los hechos e incidentes producidos como consecuencia de la irresponsabilidad de algunos de los participantes en el cortejo a la hora de adquirir objetos no adecuados para el lanzamiento", han señalado.

Además, han recordado que "se mantiene la prohibición de lanzar pelotas o balones, permitiéndose exclusivamente el caramelo, objetos de plástico flexible, tejido o esponja".