Residentes de la ciudad de Townsville, la más afectada por fuertes inundaciones en Australia, informaron del avistamiento de cocodrilos por las calles, según publicaron medios locales.

Los servicios de emergencia avistaron un cocodrilo de tres metros en una vía, mientras que una vecina, Erin Hahn, publicó una foto en las redes de uno de estos reptiles frente a la casa de su padre.

Asimismo, otra persona compartió una foto de un cocodrilo trepando un árbol para evitar ser arrastrado por la riada provocada por las inundaciones, declaradas como catastróficas por el Consejo de Aseguradoras de Australia.

 

En Townsville, medio centenar de viviendas resultaron inundadas tras la apertura de las compuertas de la represa del río Ross, que expulsó unos 2.000 metros cúbicos de agua por segundo.

Las autoridades creen que en el peor de los escenarios, unas 20.000 viviendas podrían estar afectadas por las inundaciones en Townsville, la más grande del área turística Sunshine Coast, que pertenece al estado de Queensland.

Más de 1.000 personas han sido evacuadas a los refugios de la ciudad, mientras que los servicios de emergencias acudieron al auxilio de unas 200 personas. El servicio de meteorología prevé que las fuertes precipitaciones sigan registrándose durante los próximos días.