Un coche ha sido el protagonista de una fuerte explosión después de que su conductor encendiera un cigarrillo tras utilizar un bote entero de ambientador en spray.

Los hechos han tenido lugar en West Yorkshire, Reino Unido, cuando el hombre, que solo ha sufrido heridas leves, ha decidido usar el aerosol y ha olvidado ventilar después.

"El resultado ha sido dramático", ha señalado el departamento de Bomberos de este distrito.

 

Al contacto del fuego con los gases, se ha producido una explosión que ha causado graves daños en el vehículo. Este se ha quedado sin luna, y gran parte de la carrocería está destrozada.

La Policía de West Yorkshire ha emitido un comunicado en su perfil de Facebook en el que han recomendado a los ciudadanos seguir las indicaciones y medidas de seguridad indicadas en los botes de este tipo de ambientador.