La Fiscalía Provincial de Las Palmas investiga si las manifestaciones realizadas durante los pasados días por el párroco Fernando Báez Santana en diversos medios de comunicación y redes sociales merecen la calificación de infracción penal.

"La indignación social generada por tales manifestaciones y el común rechazo de que se han hecho acreedoras animan la presente comunicación", explica el portavoz de la Fiscalía, que además señala la extrema discreción del proceso por respeto al "inmenso dolor causado".

El sacerdote, conocido como 'padre Báez', ha manifestado que considera que el presunto asesino es otra víctima por la ruptura matrimonial y "la infidelidad", afirmando que las niñas estarían vivas si la madre no hubiera roto el matrimonio porque "antes el hombre aguantaba a las mujeres aunque se volvieran locas".

Asimismo, llega a decir que la madre "recoge lo que sembró", considerando que la vinculación de la madre de las niñas a una nueva relación de pareja es "robar hijos".

En el caso de la publicación que realizó el párroco en una red social, se ha constatado que ha sido borrada de su cuenta, pero el Cabildo se plantea solicitar por vía judicial la recuperación de ese texto, que coincide con otras manifestaciones realizadas por el mismo sujeto en video y radio referidas al caso.

Los representantes insulares han manifestado su absoluta repulsa, ante las declaraciones de un individuo que utiliza los medios de comunicación y plataformas de redes sociales para transmitir mensajes machistas y de justificación de la violencia de género.

Según indican desde el Cabildo, la actuación de este sacerdote es muy peligrosa por la representación religiosa que ostenta y porque desde su catequesis predica mensajes contrarios a la igualdad entre los géneros, a la legislación vigente y a los principios éticos más elementales.

En este caso de las niñas de Tenerife, además, ha originado un rechazo social inmediato, al verter mensajes de odio que atentan contra la legalidad vigente y los derechos de las personas, que en esta ocasión han tenido el resultado de muerte de las dos niñas, de las que ha sido localizado uno de los cadáveres.