NO ES EL PRIMER CASO DE LA FAMILIA

NO ES EL PRIMER CASO DE LA FAMILIA

Familiares y amigos de una joven de 31 años con demencia impulsan una campaña para recaudar fondos y que se investigue la enfermedad

Meses antes de que la joven se casara comenzó a notar los primeros síntomas. Alertada por su círculo más cercano, poco después fue al médico y le confirmaron lo peor: estaba empezando a sufrir demencia. Con el tiempo, su estado ha empeorado y actualmente su situación es tal que necesita atención permanente las 24 horas del día.

Becky el día de su boda
Becky el día de su boda | BPM

Con apenas 31 años y antes de contraer matrimonio, Becky Barletta comenzó a tener los primeros síntomas de demencia. Durante los preparativos del enlace, sus familiares se dieron cuenta de que algo no iba bien. En octubre de 2015, la joven se casó y poco después llegó el fatal diagnóstico.

Con el paso del tiempo, la situación de Becky ha ido a peor, según informa el diario Metro, que explica que incluso necesita ayuda de forma permanente. Su hermana, en declaraciones a esta publicación, asegura que "cuenta las mismas historias todo el día y apenas dice cosas coherentes; cuando salimos a la calle hace preguntas sin sentido a la gente que pasea y no es que me avergüence, es que me resulta triste verlo".

A pesar de lo insólito, el caso de esta joven no es nuevo en su entorno, ya que su tío también vivió una situación similar. Ahora, los familiares y amigos de Becky Barletta han puesto en marcha una campaña de recogida de fondos para recaudar dinero, poder destinarlo a la investigación y ayudar, en la medida de lo posible, a que los efectos de la enfermedad se mitiguen.

Seguro que te interesa

laSexta.com | Madrid | 05/09/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.