Lovely Acosta Baruelo, una empleada del hogar de 26 años, ha sido atada a un árbol por parte de sus empleadores como castigo por "haber dejado los muebles al sol".

Un compañero de la joven filipina tomó una fotografía del momento en el que Lovely estaba sufriendo dicho abuso y posteriormente lo denunciaron al Departamento de Asuntos Exteriores de Filipinas. Los hechos han tenido lugar en Arabia Saudí.

 

El castigo se habría producido, según informa 'Daily Mail', después de que la joven hubiera dejado un mueble en el patio del hogar, bajo el sol. Así, la familia habría condenado a la joven filipina a "saber" qué efecto tiene estar bajo el sol.

La joven ha regresado a filipinas, tal y como ha asegurado un portavoz de la DFA: "El Departamento de Asuntos Exteriores (DFA) informa que la trabajadora filipina en el extranjero (OFW), la encantadora Acosta Baruelo de Arabia Saudita, llegó a Manila a las 8:55 pm del 9 de mayo de 2019".

 

Lovely Acosta ha asegurado que teme por la seguridad de los "compañeros filipinos" que se han quedado allí, y ha solicitado que también reciban ayuda.