Quaden Bayles, el niño australiano con acondroplasia que se volvió viral desde el momento en el que su madre publicó en redes sociales el bullying que sufría por parte de sus compañeros, ha rechazado 430.000 euros de una recaudación cuya iniciativa era que el pequeño visitara Disneylandia.

Sin embargo, la familia de Quaden Bayles, ha decido donar ese dinero a varias ONG que luchan contra el bullying y el acoso escolar.

Tras el impacto que tuvo el vídeo de Quaden Byles, donde se puede ver al niño llorar desconsoladamente después de sufrir un episodio de bullying por parte de sus compañeros de la escuela por nacer con enanismo, los mensajes se sucedieron e incluso celebridades como los actores Hugh Jackman o Jeffrey Dean Morgan se dirigieron al pequeño para mostrarle su apoyo.

De hecho, el cómico estadounidense Brad Williams, que también sufre acondroplastia, fue el causante de la iniciativa para recaudar dinero para Quaden, con el objetivo de que él y su familia visitaran el parque de Disneylandia de California. Además, a través de Twitter mostró su rechazo ante casos como este.

 

Según informa el diario británico Daily Mail, el pasado jueves la familia de Quaden Byles rechazó el dinero argumentando que prefería donarlo a una organización que se dedique a combatir el bullying y el suicidio infantil.

"Queremos que este dinero vaya a organizaciones que realmente lo necesitan, ellas sabrán en qué debe ser gastado", declaró su tía Mundara al programa australiano NITV News. "Quisiéramos ir a Disneylandia, pero creo que nuestra comunidad se beneficiará mucho más con ello", añadió.

A pesar del deseo de la familia de donar lo recaudado, se encuentran en conversaciones con el actor Williams para poder redirigir el dinero, ya que en base a las reglas de GoFundMe, plataforma a través de la que se lanzó la iniciativa, los fondos donados deben ser usados para el objetivo inicial fijado y este era el viaje a Disneylandia con hotel y comidas pagadas. El dinero restante iría a una ONG.