Las autoridades continúan investigando la muerte de Esther López en Traspinedo (Valladolid). Todavía no se ha podido esclarecer si se trató de un fallecimiento accidental o si hubo personas implicadas en lo ocurrido.

En el foco se sitúa sobre Óscar, uno de sus amigos y la última persona que la vio con vida. No está detenido, pero la Guardia Civil inspeccionó durante varios días su vivienda y ha enviado a Volkswagen piezas de su vehículo para que los peritos analicen si ha cambiado alguna pieza .

Ahora, su padre ha señalado en 'El Español' que su hija "fue asesinada" y "estuvo agonizando durante horas". Además, ha apuntado a la implicación de una persona, que "la tuvo agonizando".

Según ha explicado la periodista Sánchez Agüero, "la familia confía plenamente en que en un momento próximo haya avances en la investigación" y aseguran que "todo se va a esclarecer".

Hasta el momento, se sabe que el móvil de Esther registró su última conexión en la vivienda de Óscar, el último amigo que la vio con vida. El teléfono emitió una señal a las 03:30 horas en la vivienda de Óscar. Precisamente, el joven dijo que la dejó a esa misma hora en un cruce con el coche.

A todo esto se suma que el día después de la desaparición de Esther, Óscar no abrió su negocio pese a que era día laborable; tampoco contestó a ningún WhatsApp hasta las 18:00 horas.