Un falso aviso de bomba en un vuelo de Ryanair procedente de Bérgamo (Italia) que ha aterrizado en Sevilla este viernes ha obligado a la Policía Nacional a desalojar a los pasajeros y a activar un dispositivo de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES).

Fuentes policiales citadas por la agencia Efe han indicado que la alarma saltó cuando el personal de cabina encontró un papel con las letras recortadas y la palabra "Bomb".

Tras aterrizar en el aeropuerto San Pablo de Sevilla, el pasaje ha sido desalojado y trasladado a una de las terminales y el avión colocado en una de las pistas del aeropuerto para que los miembros de los GOES lo pudieran inspeccionar.

AENA ha confirmado que se ha descartado la amenaza, tras activarse el plan de emergencias del aeropuerto: "El avión se ha aislado, el pasaje desembarcado y las FFCCSE han hecho las comprobaciones oportunas, descartando finalmente la supuesta amenaza", ha indicado.

 

A través de su cuenta de Twitter, Controladores Aéreos también ha informado de que era una falsa amenaza y de que, tras ser revisado el avión, se ha dado por finalizado el incidente. "Falsa amenaza de bomba en vuelo de Sevilla. Se le ha llevado a una zona apartada y se ha desembarcado el pasaje. Se han producido ligeras demoras. Tras ser revisado se da por finalizado el incidente", escribió en un tuit.

 

A las 20:50 se ha dado la voz de alarma por parte del aeropuerto, que ha activado el protocolo de seguridad habitual en estos casos y se ha movilizado a agentes de la Guardia Civil de la Policía Nacional y a los bomberos del aeropuerto.