María Mercedes Purriños murió el pasado sábado en el Hospital de A Coruña, Galicia, a los 84 años. Durante toda su vida se había dedicado a ayudar a los demás y tras su fallecimiento ha demostrado al mundo un último gesto de solidaridad.

Al día siguiente su esquela publicada en 'La Voz de Galicia' se hizo viral por la petición que había hecho su propia familia: "Se ruega no envíen flores -reza tras los horarios del funeral-, y en su lugar, si lo desean, pueden hacer donación a la Fundación Cris contra el Cáncer para ayudar a Noel en su lucha contra el meduloblastoma".

Carmen, hija de la fallecida, sabía que su madre no querría flores en un día como ese sino ayudar de alguna manera al pequeño Noel, un niño enfermo de meduloblastoma amigo de la familia. "Tengo claro que habría pedido para ayudar a Noel, al que conocemos muy bien", ha explicado la mujer al diario.

 

Ésta y Sonia, madre del protagonista, son muy amigas desde hace tiempo y, de alguna manera, han sufrido juntas la enfermedad del niño.

Se necesitan 330.000 euros para llevar a cabo un ensayo contra el meduloblastoma y de momento la campaña 'Cris contra el cáncer' lleva recaudados 160.000.

No obstante, la ola de solidaridad no ha acabado aquí. A Maria Mercedes se han sumado varios músicos de Betanzos, que han ofrecido actuaciones callejeras cuyos fondos irán al tratamiento de Noel, y varios artistas gallegos que celebrarán el 18 de abril un partido entre los veteranos del Deportivo de A Coruña y el Ardebullo con el objetivo de alcanzar la cifra de 330.000 euros.