Las maquinillas de afeitar "para mujeres" son idénticas al resto pero hasta un 171% más caras, según un análisis realizado por FACUA-Consumidores en Acción que pone de manifiesto la tomadura de pelo que representa un producto cuya única diferencia es que su color es rosa.

La tasa rosa supone que muchos de los productos y servicios pensados para las mujeres cuesten más que los dirigidos a hombres. Según denuncia Facua, "el caso de las maquinillas de afeitar es uno de los más claros y descarados, como pone de manifiesto el estudio efectuado por la asociación en cuatro cadenas de supermercados e hipermercados".

La organización de consumidores afirma que los supermercados e hipermercados colocan las maquinillas que ofertan a las consumidoras en secciones distintas a las genéricas, para intentar que no se percaten de las injustificadas diferencias en sus precios.

 

Además, dice que "hay marcas que inciden en que sus versiones en azul o gris están destinadas exclusivamente al público masculino, con denominaciones comerciales que incluyen las palabras hombre o men, en inglés". Una mujer puede llegar a pagar casi el triple por una maquinilla de afeitar si cae en la trampa de creer que las que utilizan denominaciones y reclamos destinados al público femenino tienen alguna diferencia técnica, añade Facua.

Según algunos estudios, la tasa rosa puede suponer un coste adicional de hasta 1.300 euros al año a las mujeres. Canarias ha sido la primera comunidad en comprometerse a eliminar la tasa rosa a petición de Podemos. El coste fiscal de la eliminación de esta 'tasa rosa' supone 220.000 euros, según los cálculos de Hacienda, así que es "poco relevante desde el punto de vista presupuestario pero muy importante para las mujeres".