La ola de calor es una realidad no sólo en España, sino en toda Europa. Ya se están batiendo récords de temperaturas en varios países de la Unión Europea, y se espera que crezcan aún más en los próximos días. Todo, por la masa de aire cálido que ha llegado con fuerza desde África y que promete un mes de junio histórico en varios puntos de la UE.

Esto ha provocado que se vean imágenes de lo más peculiares para zafarse del abrasador calor. Unos optan por meter toda la cabeza en una fuente; otros, por trasladarse a zonas bosquejadas y con mucha sombra para disfrutar de un poco de fresco entre tanto sol. Y otros, directamente, recurren a métodos menos tradicionales, pero quizá sí más efectivos.

Es lo que ha sucedido en Brandeburgo. Allí, la Policía ha compartido en redes sociales unas fotos surrealistas que muestran a un hombre sobre una moto, con la particularidad de que está completamente detenido. Es decir, lo único que llevaba puesto el individuo era un casco y unas sandalias. "Sin palabras", han dicho las autoridades en Twitter, lo que ha desatado las risas entre los usuarios.

"Su motivación era: hace calor. No podíamos contradecirle. Le pedimos que se pusiera los pantalones y lo hemos dejado ir. En principio, conducir desnudo no está prohibido, pero si fuera a acosar a otras personas, podría ser sancionado", continúa la Policía en el tweet.

 

No había infringido ninguna ley de seguridad vial y, pese a que iba en cueros, no podía ser detenido ya que tal y como han explicado conducir sin ropa no es una práctica prohibida.

En Alemania, concretamente en la zona rural de Sauerland el pasado 25 de junio un hombre se desnudó y se coló en la zona de congelados de un supermercado intentando escapar de la ola de calor, según recoge 'Euronews'. No obstante, fue atrapado por el vendedor y detenido por las autoridades.

Durante toda la semana el país afrontará una subida de temperaturas en la que se prevé sea la más calurosa del año y que puede superar los 40 grados, un récord para un mes de junio, y con "noches tropicales puras", según los pronósticos. Pero no es el único estado de europa que está haciendo frente a este tiempo de infierno.

En Francia ya se han preparado para afrontar una ola de calor peor que la que dejó 15.000 muertos en 2003. Se cree que que el país galo sufrirá unos días especialmente duros a partir del jueves, pues se prevé que las temperaturas no bajen de los 30 grados ni durante la noche.

A ello se suma además que la masa de aire cálido estará acompañada de unos niveles de humedad más altos que los que asolaron Francia hace 16 años. En otras capitales europeas no estará mejor la situación: en Roma llegarán a los 36 grados y en Suiza podrían alcanzar hasta los 39 grados, un tiempo nada común en los países ubicados al norte del continente.