Los cirujanos de un hospital de Gujarat, en la India, han logrado extraer a Prinsa, una pequeña bebé de siete meses, un feto de más de 100 gramos que estaba creciendo en su interior. Este fenómeno se conoce como 'fetus in fetu', un acontecimiento muy inusual, tan solo hay registrados 200 casos en el mundo.

Según explican el diario 'Dailymail', los padres de la pequeña la llevaron preocupados al hospital porque observaron que tenía un bulto que crecía rápido, y tras realizarle diversas pruebas, los médicos comprobaron que tenía un feto creciendo en su interior.

El feto, que pesaba 113 gramos, tenía cabeza, columna vertebral, tejidos cerebrales y brotes de las extremidades y se encontraba en una zona de complicado acceso para los cirujanos, entre el intestino y los riñones, aunque la operación finalizó con éxito y lo pudieron extirpar correctamente sin causar daños.

Las radiografías de la bebé | Daily Mail

El 'fetus in fetu' se trata de una especie de 'gemelo parásito' que no ha logrado formarse del todo debido a un error en la formación del cigoto y se transforma en una especie de huésped del embrión que sí culmina su formación.

Según explican, Prinsa se encuentra bien tras la operación y que la pequeña no tendrá complicaciones futuras.