La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha informado de que los dos estudiantes que aparecen en el vídeo viral de una violenta novatada, en la que un chico propina una fuerte bofetada a otra joven, han sido expulsados durante 15 días del colegio mayor donde residen.

Según la UCM, los expulsados son el estudiante que da el golpe y la alumna que recibe la bofetada, mientras otros residentes los grababan en el Colegio Mayor Diego de Covarrubias, adscrito a la Complutense.

Asimismo, se les ha abierto un expediente por participar en dicha novatada, cuyo polémico vídeo rápidamente se volvió viral.

En una publicación en su perfil de Twitter, la Universidad incide en que ambos jóvenes participaron "voluntariamente" en dicha novatada y recuerda que estas actividades están prohibidas.

"Las novatadas están prohibidas en la Complutense. Por ello, los estudiantes implicados voluntariamente en el desagradable incidente han sido expulsados durante 15 días, a la espera de la resolución de la inspección servicios de la Universidad. No lo permitas", expresa la UCM desde su perfil en la mencionada red social.

 

Asimismo, la Asociación de Colegios Mayores ha indicado en un tuit que la sanción de dos semanas es "cautelar, mientras se resuelve el expediente de inspección de servicios que determinará la sanción definitiva".

En el mencionado vídeo se aprecia cómo un estudiante propina una fuerte bofetada a una alumna en el interior de una sala y ante la mirada de otros estudiantes, en lo que parece ser un rito iniciático al que los veteranos someten a los recién llegados que se incorporan al colegio mayor en el inicio de curso.

Campaña contra las novatadas

La expulsión temporal se conoce después de que el Ayuntamiento de Madrid, la propia Universidad y la Policía Municipal presentaran la campaña "Di no a las novatadas", que pretende frenar estas prácticas, que, si se escapan de las manos, pueden constituir delitos contra la integridad física, contra la intimidad, así como injurias o amenazas.

Este tipo de delitos, contenidos en el Código Penal, pueden conllevar multas y penas de cárcel que oscilan entre seis meses y hasta seis años en función de la gravedad, pudiendo incluso los testigos de estas prácticas ser acusados de "omisión del deber de socorro".

Las novatadas crecieron el año pasado y se han hecho "más virulentas", aseguró la concejal del distrito de Moncloa-Aravaca, Loreto Sordo, al presentar la campaña.

Además de mayor presencia policial en el entorno de los colegios mayores, esta incluye talleres, dípticos y cartelería con advertencias de que estas prácticas, que muchas veces empiezan tras botellones, pueden derivar en vejaciones, lesiones y vulneración de derechos.

En las charlas que se impartirán, técnicos de Madrid Salud y agentes de la Policía Municipal informarán de las sanciones y las "consecuencias penales" de estos actos. "Si eres víctima, no te calles" es uno de los lemas de la campaña que incluye frases como "No va de diversión. No va de tradición. No va de integración", para a continuación alertar: "No lo permitas. No hay excusas".