Los Bomberos de Madrid han reanudado hoy las labores de saneado y desescombrado del edificio que se derrumbó este miércoles en el centro de Madrid tras dos explosiones de gas.

Según ha informado el Cuerpo, ayer estuvieron trabajando "toda la tarde y parte de la noche" para asegurar la zona y eliminar los elementos inestables "que corrían riesgo de caer a la vía pública".

Este jueves, ya con la luz del día, reanudarán las labores de "saneado y desescombrado" de todos los elementos que han quedado "dañados por la onda expansiva" de las explosiones. Hoy ya lo harán, han indicado, "con maquinaria pesada de obra".

En el vídeo que acompaña a estas líneas, difundido por los Bomberos en redes sociales, se puede apreciar el estado en el que ha quedo el interior del edificio, así como las labores que están realizando.

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ha explicado en Espejo Público que será necesario "derribar el edificio" si "los pisos superiores amenazan con derrumbarse". Así se lo han trasladado los Bomberos, que están valorando la decisión de si "puede permanecer la estructura de pisos más bajos".

La doble explosión de gas tuvo lugar en la calle Toledo, en el barrio madrileño de La Latina, hacia las 15:00 horas. Por el momento, se ha confirmado el fallecimiento de cuatro personas. La última, el sacerdote herido de gravedad que fue trasladado al hospital La Paz.

Entre las personas que han perdido la vida, se encuentran también un anciano de 85 años y un hombre de 35, padre de cuatro hijos y miembro de la comunidad del Camino Neocatecumenal. Según informaron desde esta comunidad y el Arzobispado, el joven acudió a petición de los sacerdotes a revisar la caldera, que funcionaba mal desde hace días.

Las primeras hipótesis apuntan a que la explosión se produjo en el momento de la reparación de la caldera. Algo que también confirmó el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, en Más Vale Tarde.

Según fuentes de la Policía a laSexta, la explosión ha afectado a cuatro plantas del edificio, donde se desplegaron 12 unidades del Samur para atender en la misma calle a los heridos y levantar un hospital de campaña.