El balneario de Panticosa, en Huesca, ha evacuado a sus cerca de 300 clientes y 50 trabajadores ante la gran acumulación de nieve, medio metro de espesor, que se ha producido en las últimas horas y el consecuente riesgo de aludes o avalanchas en la carretera y vías de acceso.

Según algunos afectados con los que ha hablado Heraldo.es, "la nieve se acumula ya en las laderas pero no llegar a asentar ni hace capa de hielo para poder soportar la que sigue cayendo".

El diario aragonés asegura que el complejo hotelero tiene previsto no volver a abrir, en principio, hasta el próximo jueves.

Una vez salgan los 300 clientes y 50 trabajadores, sólo permanecerán en el hotel unas diez personas empleadas para labores de mantenimiento. Además, las carreteras de acceso al balneario de Panticosa, la A-2606, y a Llanos del Hospital, la A-139, ambas en la provincia de Huesca, se cerrarán este lunes por riesgo de aludes.

 

El Gobierno de Aragón ya ha dado aviso a los establecimientos del cierre de las vías. Fuentes del Ejecutivo autonómico han informado de que se prevé que el corte del acceso al Balneario de Panticosa se prolongue durante varios días por las condiciones atmosféricas adversas.