El torero Rafael Rubio, más conocido como 'Rafaelillo', fue cogido de forma violenta por el cuarto toro de la corrida de este domingo en Pamplona. Tras lo ocurrido, tuvo que ser atendido en la enfermería de la plaza por "una cornada envainada en el hemitórax izquierdo y múltiples fracturas costales", un percance valorado por los médicos como "grave".

El torero murciano también presenta un enfisema (entrada de aire) subcutáneo, hemotórax (presencia de sangre en la cavidad pleural) e inestabilidad hemodinámica, según recoge el parte médico oficial.

En la enfermería se procedió a realizarle una "toracotomía exploradora, realizándose reparación de estructuras lesionadas y hemostasia (técnica para cortar la hemorragia), además de colocarle un tubo de tórax. Al finalizar la intervención, que duró cerca de dos horas, el paciente fue derivado al complejo hospitalario de Navarra.

El percance de 'Rafaelillo' sobrevino cuando el murciano se encontraba de rodillas frente al cuarto toro de la ganadería de Miura, el toro menos aparatoso de la corrida pero, en cambio, en más peligroso y violento de los seis.