Estamos en el peor momento de este episodio de fuertes tormentas que asolan gran parte de la Península. En Madrid, dejan el día de junio más lluvioso en los últimos 100 años; en Zaragoza, las rachas de viento han alcanzado hasta los 100 kilómetros hora y la tormenta ha estado acompañada de granizo; y en Ourense, donde ha llovido más del doble de lo que suele llover en el mes de junio, el agua ha causado grandes destrozos.

En toda la Península se han dejado ver más de 300.000 rayos en lo que llevamos de semana. Y si a esto le sumamos el bajón de temperaturas, de entre diez y 15 grados en 24 horas en toda España es difícil creer que estemos a las puertas del verano.

Pero, sin duda, la peor parte de este temporal histórico se la llevan Tarragona y Castellón, dos de los puntos más afectados y con inundaciones en numerosas zonas donde se han superado los 60 litros por metro cuadrado.

Desde la tarde de este jueves, no obstante, las lluvias se concentran en el norte peninsular, y hay un total de 25 provincias en avisos por fuertes tormentas y lluvias.

La previsión para el viernes

Más chubascos y tormentas fuertes con granizo. Es lo que se espera para este viernes en Extremadura, meseta norte, área cantábrica, alto Ebro e interior de Galicia, y se desplazarán de sur a norte a lo largo del día.

En el tercio oriental peninsular y en Baleares habrá intervalos nubosos y ausencia de precipitaciones, mientras que en el resto de la Península se esperan cielos nubosos con chubascos y tormentas.

En el resto del área afectada por la inestabilidad, las tormentas se darán por la tarde, asociadas al calentamiento diurno y no tendrán tanta intensidad.

En Canarias, se espera un día nuboso en el norte de las islas con probables lluvias en las de mayor relieve. Y en Baleares es probable que haya calima.

Las temperaturas máximas bajarán en el oeste peninsular, Melilla y Canarias, pero subirán en la mitad oriental. Las mínimas tenderán a bajar en todo el país, excepto en el litoral sureste peninsular.