El tráfico en la Gran Vía se ha restablecido una hora y media después de la intervención de los servicios de emergencia y seguridad para reparar la perforación de una tubería de gas provocada accidentalmente durante las obras de remodelación de esta arteria que ha obligado a cortar el tráfico en un tramo de la céntrica vía, según ha informado un portavoz Emergencias Madrid.

La incidencia ha tenido lugar en el número 31 de la Gran Vía cuando una retroexcavadora giratoria que realizaba labores para meter tubos de canalización eléctrica ha perforado una tubería de gas de baja presión.

A la zona se han desplazado dos dotaciones de bomberos del Ayuntamiento que trabajan en la zona coordinadamente con Gas Natural y Policía Municipal ha procedido a cortar el tráfico entre las calles San Luz y Callao, en ambos sentidos. También hay cortes selectivos de circulación en Plaza de España y Cibeles.

 

A la zona se ha desplazado en labores de preventivo el Samur-Protección Civil, puesto que no se ha atendido a nadie. El operario de la excavadora se encuentra en perfecto estado de salud.

Los bomberos han localizado el foco y lo han taponado. También están descubriendo el suelo de forma manual para poder hacer hueco en la vía de cara a la reparación, dado que no se puede introducir maquinaria. Además se han desalojado los comercios cercanos en la zona a modo de prevención.