La erupción del volcán de La Palma, que este domingo cumple 50 días, se reactivaba este sábado por la noche. Así lo confirmaba a laSexta Luis Somoza, vicedirector de Investigación del Instituto Geológico y Minero, que a su vez compartía nuevas imágenes que daban cuenta de este cambio en la actividad de Cumbre Vieja.

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), por su parte, publicaba nuevas imágenes de la "impresionante actividad estromboliana" que volvía a mostrar el volcán, captadas a las 19:30 horas, hora canaria.

Una fase más efusiva, marcada por una mayor expulsión de lava, que llega tras unos días en los que la actividad del volcán parecía haberse adormecido. El viernes, Involcan informaba de una actividad "menos intensa que en días anteriores" y destacaba la aparición de depósitos de azufre que -apuntaba-, si bien no implicaban un final de la erupción, sí "un cambio claro en su dinámica".

Por su parte, el sábado el Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) señalaba que el proceso eruptivo había entrado en "cierta estabilidad". No obstante, la portavoz del comité científico del Pevolca, Carmen López, advertía de que "no hay datos científicos" que indiquen que la erupción vaya a llegar a su fin a "a corto plazo".

En este sentido, Eleazar Padrón, vulcanólogo de Involcan, afirma que "la emisión de dióxido de azufre todavía está en valores muy altos, lo cual nos obliga a pensar que la erupción no va a terminar en un corto periodo de tiempo". A este respecto, los últimos datos ofrecidos por el Pevolca este domingo cifran la emisión de dióxido de azufre del volcán en 10.000 toneladas diarias.

Preocupa, además, la calidad del aire en varios municipios: en los municipios de Los Llanos de Aridane, El Paso, Tazacorte, Puntagorda y Tijarafe, donde el Cabildo de La Palma pide usar mascarillas FFP2 y evitar la actividad en exteriores.

Asimismo, se han registrado hasta 45 temblores este domingo, con lo que se elevan hasta 760 los terremotos que ha habido desde la erupción del volcán. El mayor fue de magnitud 5,1.

En su rueda de prensa de este domingo, el Pevolca ha confirmado que la víspera se incrementó la tasa de emisión de lava, aunque esta -si bien rebosa puntualmente- fluye sobre las coladas ya existentes, sin afectar nuevas superficies. Hasta el momento, la lava ha afectado unas 1.000 hectáreas y 7.000 personas han tenido que ser evacuadas.