La lava sigue su avance hacia la costa tras la erupción del volcán de Cumbre Vieja en La Palma, que se encuentra en una fase más explosiva, según han informado desde el Instituto Volcanológico de Canarias. En este recorrido, el magma ha entrado en la localidad de Todoque, en los Llanos de Aridane, última zona urbana antes de llegar al mar. Allí los efectivos han acordonado la zona para garantizar la seguridad en el núcleo urbano, que se prevé sea atravesado por el recorrido natural de la lava.

Además, en la noche del martes se ha abierto una nueva boca, la décima, ha provocado una caída de lava por la ladera. Durante la noche anterior, la del lunes, una nueva boca que se abría la pasada noche en Tacande, en el municipio de El Paso, a unos 900 metros de la principal obligaba a evacuar la zona. Así, hasta la fecha se ha desalojado de sus viviendas a cerca de 6.000 personas. El magma sigue dividido en tres lenguas principales, con coladas de seis metros de alto y la situación se ha vuelto más peligrosa ya que no se puede saber con seguridad cuál será el recorrido del magma, que se va solidificando sobre el terreno y que puede crear diques que desvíen su camino natural.

Las imágenes tomadas por el satélite europeo Copernicus muestran los daños causados. Según los datos de la ministra portavoz Isabel Rodríguez tras el Consejo de Ministros, la lava ha abrasado ya 200 casas, así como otras 200 infraestructuras, tales como piscinas o canchas de tenis. Además de cultivos y tierras de pasto, en total más de 400 hectáreas arrasadas, de las que cerca de 300 pertenecen a plataneras. La segunda superficie más afectada directamente por el magma es la dedicada a viñedo, con cerca de 60 hectáreas, mientras que el área de aguacate arrasada es de unas 21 hectáreas.

Con una temperatura superior a los 1.000 grados centígrados, el magma sigue su avance natural hacia la costa, aunque se ha ralentizado mucho su velocidad. De los 700 metros por hora a los que avanzaba este lunes, hoy la lava continúa su camino a menos de la mitad de la velocidad, unos 300 metros por hora. Además, la Red Sísmica Canaria está registrando un fuerte incremento en la amplitud del tremor volcánico, que es un indicador de la intensidad de la actividad explosiva estromboliana en las bocas activas.

 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido hoy en Las Palmas que se dejen las "carreteras despejadas por riesgo evacuación, para que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado puedan trabajar y operar con celeridad". "La emergencia continúa", ha añadido.

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano H. Zapata, ha señalado que se trata de una situación compleja en la que "han desaparecido" decenas de viviendas, muchas "habituales de vecinos". Así, en una entrevista en la Ser, ha tenido palabras para los desalojados y ha pedido que se tomen medidas urgentes para que cuanto antes puedan recuperar sus vidas. "Esperemos que en las próximas horas anunciemos medidas" ha añadido recordando que este lunes el Gobierno ya anunció una ley para "recalificar terrenos y volver a construir".

 

Seísmos y actividad del volcán

Esta reducción del movimiento lávico se vio acompañada de una disminución del tremor pero los técnicos han advertido que no significa una reducción de la actividad eruptiva, especialmente si se tiene en cuenta que se está al inicio del evento volcánico.

La apertura anoche de una nueva boca de la erupción estuvo acompañado de un movimiento sísmico de 3,8 localizado en Tazacorte y con foco a tres kilómetros de profundidad, según datos del Instituto Geográfico Nacional. El temblor se registró a las 21.32 horas, hora canaria, no ocasionó daños aunque se sintió en varios municipios de la isla. El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcán) eleva su magnitud a 4,1 grados. Se trata del terremoto de mayor magnitud que se registra en la isla desde el domingo, cuando un seísmo de 3,8 precedió (11.46 horas) en unas horas al inicio de la erupción (15.13 horas).

Carreteras cortadas y tráfico aéreo

Ante la aparición de esta nueva boca eruptiva, el Cabildo de La Palma ha determinado el cierre de varias carreteras (LP 211 Todoque; LP-212 Tacande; LP-213 Puerto Naos;LP-215 Tazacorte-La Laguna; LP 2 a la altura de Tajuya y restricciones en la LP-3 La Cumbre).

Precisamente Mariano H. Zapata, presidente del Cabildo de La Palma, ha explicado a primera hora en la Ser que "en el mar se ha establecido un perímetro de seguridad para alejar a los curiosos. Hay situaciones de colapso en algunas carreteras".

Por otra parte, la erupción del volcán no ha afectado al tráfico aéreo con origen o destino en el archipiélago canario, informa este martes el gestor de navegación aérea en España (ENAIRE).