El barrio zaragozano de Arcosur (Zaragoza) tiene a su propio héroe anónimo: un conductor que deja Chupa Chups para los niños que suben en su autobús. Un amable ciudadano al que ahora los vecinos, que le han bautizado como "el conductor del Chupa Chups", quieren localizar para rendirle un homenaje.

Todo empezó con una publicación compartida en Twitter por una usuaria del servicio de autobuses, en la que incluyó una fotografía de los caramelos dispuestos por el chófer a la entrada del autobús, junto a un cartel que reza: "Cambio una sonrisa por un Chupa Chups si eres niño o niña de Arcosur".

"Tendremos mala frecuencia y comunicación con el resto de la ciudad, pero el mejor conductor", afirmaba la mujer en el tuit.

 

Muchos vecinos han aplaudido el entrañable gesto de este chófer de la línea 59 que, según publica 'El Heraldo', no solo reparte caramelos entre los niños, sino que también es conocido en el barrio por gestos tan considerados como seguir al autobús con su moto para ayudar a bajar a una pasajera en silla de ruedas, pese a que su turno ya había terminado.

Por todo ello, la asociación vecinal del barrio ha comenzado a buscarle para concederle un premio en reconocimiento a sus buenas obras, según publica este mismo medio. Así, quieren agradecerle que haya logrado sacar una sonrisa a todo un vecindario.