Natalia Sánchez Uribe, desparecida hace una semana en París, ha sido hallada en buena estado. En un comunicado, el instituto armado ha informado de que el padre de Natalia la ha reconocido en un hospital de París, después de que una patrulla de la Policía francesa la encontrara desorientada en la calle y la trasladara a un centro médico, donde llevaba varios días ingresada.

La joven se encuentra bien, aunque un poco aturdida, según este comunicado, que también ha sido confirmado por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

La familia de Natalia Sánchez Uribe ha pedido tiempo para su intimidad y recuperar la calma, según ha difundido en Twitter la organización QSDGlobal, que ayuda a buscar a personas desaparecidas.

 

La Guardia Civil en colaboración con la Policía de Francia buscaba a la joven, que estaba de Erasmus en la capital francesa, desde el 30 de abril.

A Natalia apenas le quedaban 15 días para regresar a España. No obstante, desde el pasado 1 de mayo, sus padres, que se trasladaron a París para buscarla, no habían podido contactar con ella.

La joven, de 22 años, estudia económicas en inglés en la Universidad Autónoma de Barcelona. Tenía previsto dejar el piso donde había vivido todos estos meses, en el distrito 14, y mudarse con una amiga durante el poco tiempo que le quedaba en la ciudad. De hecho, su casero aseguró que había quedado con ella pero nunca se presentó a la cita por lo que se quedó "toda la noche" esperándola.

La mañana de su desaparición, la joven estaba trasladando sus maletas al piso de la amiga. Su nueva compañera de piso dio la alerta tras quedar sin noticias de la joven, que había dejado ya dos maletas y había vuelto a su casa anterior para recuperar el equipaje restante.

Los padres de la estudiante, desplazados a la capital francesa, pidieron que el caso no se convirtiera en un "circo" mientras proseguía la investigación. Se trasladaron a París para seguir de cerca y con el apoyo del consulado español los avances de las pesquisas, en manos de la Policía francesa en colaboración con la Guardia Civil.

La oficina de relaciones internacionales de la Escuela de Economía de la Sorbona, donde cursa su beca Erasmus, informó el lunes de que había aparecido su mochila, con su teléfono móvil y su ordenador portátil dentro.

La Fiscalía de París abrió una investigación que asumió la Brigada de Represión de la Delincuencia a las Personas (BRDP, por sus siglas en francés), dentro de la Dirección de la Policía Judicial.