La Policía australiana ha encontrado con vida a una niña de cuatro años, dada por desaparecida el 16 de octubre cuando se encontraba con sus padres en un camping del oeste del país, y ha detenido a un hombre, presuntamente, relacionado con el caso.

Según ha explicado el subcomisionado de la Policía de Australia Occidental, Col Blanch, la pequeña fue hallada en una vivienda de la localidad de Carnarvon, a unos 75 kilómetros al sur del camping donde fue por vista por última vez.

Las autoridades irrumpieron en la casa de madrugada, donde encontraron a la menor sola en una de las habitaciones. Uno de los agentes la levantó en brazos y le preguntó su nombre a lo que ella respondió: "Me llamo Cleo", según Col Blanch.

Poco después, la policía detuvo a un hombre presuntamente relacionado con la desaparición de la menor, aunque las autoridades prefieren ser cautos con este caso que fue comparado en el país oceánico con la desaparición de la niña británica Madeleine McCann cuando se encontraba en 2007 en Portugal con sus padres.

"No quiero hacer ninguna suposición. Soy muy consciente de que lo más probable es que haya un proceso judicial próximamente, tenemos que ser muy cuidadosos con lo que decimos", ha precisado el subcomisionado en declaraciones a la emisora '6PR'.

La Policía ha indicado que la menor ya se encuentra junto a su familia, mientras que el hombre detenido, de unos 36 años y sin vínculos con la familia de Cleo, está siendo interrogado.

En el momento de su desaparición, Cleo se encontraban dentro de una tienda de campaña en el camping Blowholes, a unos 875 kilómetros al norte de Perth, junto a su madre, Ellie Smith, y su padrastro, Jake Gliddon. La niña se había despertado a la una de la mañana del sábado 16 de octubre para pedir agua, pero cinco horas después, al levantarse la madre y su pareja descubrieron que Cloe y su saco de dormir habían desaparecido.