Un pequeño sarcófago de plomo con los restos de una niña en su interior ha sido encontrado en la Capilla del Palacio Gótico del Real de Alcázar de Sevilla. El equipo arqueológico trabaja en la ubicación antes de que se acometan las obras de restauración de los azulejos cerámicos y se han encontrado con el féretro.

Dentro del sarcófago hay un féretro de madera con los restos de la niña, que se calcula podría tener cinco años de edad en el momento de ser sepultada. Los análisis 'in situ' realizados por el equipo arqueológico (dirigidos por Miguel Ángel Tabales y Juan Manuel Guijo) barajan la hipótesis de que se trate de una persona de la Baja Edad Media.

"Por ahora son hipótesis que se están barajando encuadradas también en la teoría del profesor Tabales de que bajo la Capilla Real del Palacio Gótico existiría una cripta. Pero, por ahora, debe prevalecer la prudencia hasta que se realicen los estudios oportunos que determinen la adscripción cronológica y, por tanto, la posibilidad de identificar al personaje", ha explicado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz. De confirmarse la fecha, se trataría de un cadáver de más de siete siglos de historia.

Buen estado de conservación

Según las evaluaciones realizadas en el momento los restos óseos se encuentran en buen estado de conservación. El cráneo, por ejemplo, aún contiene cabello. También han aparecido vestimentas, como telas, zapatos, cuero y botones de nácar. Y, por su posición, las manos estaban cruzadas sobre el pecho. Al encontrarse cerca del altar, las hipótesis valoran que podría tratarse de una hija de una familia noble.

Fue la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía quien autorizó los trabajos arqueológicos previos a la ejecución de las obras de remodelación de azulejos. Por estas, la Capilla se encuentra cerrada a visitas y se han acordado medidas para proteger las pinturas ubicadas en este espacio.