Los Mossos d'Esquadra han hallado ADN de la menor que fue violada brutalmente en Igualada (Barcelona) la noche del pasado 1 de noviembre en una chaqueta del hombre de 21 años detenido la semana pasada.

Según ha sabido laSexta, la prenda fue hallada en el registro del domicilio del joven, en una calle céntrica de la localidad, y después de que se produjera su arresto de madrugada.

Los Mossos han encontrado este rastro genético en el joven, que no tenía ninguna relación con la menor, y que fue aprehendido tras seis meses de investigación. El detenido permanece ahora en prisión sin fianza y bajo el protocolo contra suicidios.

El jefe de los Mossos, Josep Maria Estela, ha confirmado la aparición del material genético en una entrevista en la emisora Rac1. "La satisfacción es enorme", ha aseverado, sobre el hallazgo de esta prueba.

Según el abogado de la familia, Jorge Albertini, la detención del presunto violador ha provocado una recaída en el estado psicológico de la menor. "Ella está muy mal, ha recaído psicológicamente, el tema es tener paciencia, y que pueda realmente bajo un tratamiento correcto, que pueda llevar a cabo e intentar llevar una vida normal", ha explicado en declaraciones a esta cadena. "Han ido al hospital porque requiere de una ampliación en el tratamiento psiquiátrico y psicológico, si pudiera tener un tratamiento de forma más amplia y prorrogada. Porque estos últimos días si bien es cierto que hemos dado un paso importante en el procedimiento, hemos retrocedido muchos pasos en el tratamiento de la menor", ha aseverado.

La policía catalana está investigando también si el acusado por la violación le quitó el abrigo a la joven tras la presunta agresión y se lo regaló después a su novia de entonces. Los Mossos han constatado que ambas portaban una chaqueta similar y ahora han recogido la prenda para investigar si hay ADN de la víctima y confirmar si era la que llevaba la noche de la violación.