Un emú se paseó este miércoles por la tarde por las calles de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), perseguido por dos motos y dos coches de la Policía Local de la localidad. Según han explicado fuentes municipales, un particular dio el aviso sobre las 17 horas en la zona de Valldoreix y al confirmarse la presencia del animal, la Policía destinó dos motos y dos vehículos para perseguirlo.

 

La persecución fue de 2,2 kilómetros, llegando al centro de la ciudad, y en la confluencia de las calles Sant Francesc Xavier y Barcelona, el emú se detuvo y cayó desplomado al suelo.

Las mismas fuentes han garantizado que no se usó el arma ni ninguna otra herramienta para frenar al animal y que se trasladó el cuerpo a dependencias veterinarias. Sin embargo, una foto que ha comenzado a extenderse en redes sociales ha generado polémica por la aparente actitud de dos agentes, aunque fuentes del cuerpo citadas por la Vanguardia han querido aclarar que "ni se ríen, ni se lo pasan bien".

Dos agentes sujetan al animal, ya fallecido

Ahora la Policía Local está investigando el caso para encontrar al propietario, que se expone a una sanción de entre 400 y 2.000 euros por infringir la ordenanza municipal de tenencia de animales, así como el coste de la incineración del emú.