Un equipo de Rescate Internacional Animal y funcionarios de Indonesia ha rescatado a un orangután que estaba viviendo en deplorables condiciones. Encerrado en una caja de madera de apenas tres metros, el animal llevaba ya dos años.

El orangután, de nombre Baco, fue regalado a su propietario cuando era pequeño. Entonces, él prometió cuidar siempre de él, pero cuando Baco creció los vecinos comenzaron a quejarse de las molestias que estaba ocasionando.

Con el paso del tiempo, el dueño del orangután decidió sacarlo fuera de su domicilio y dejarlo viviendo en este espacio.

Ahora, por fin, Baco ha sido liberado y podrá tener una vida digna en un centro especializado.