Greta Thunberg ha subido un vídeo a twitter del devastador incendio de Australia añadiendo el siguiente mensaje: "Ni siquiera catástrofes como estas traen ninguna acción política. ¿Cómo es posible?".

Un claro tirón de orejas al primer ministro australiano, al que pide acciones inmediatas. Morrison ya ha respondido así a la joven activista: "No me corresponde hacer comentarios sobre lo que personas fuera de Australia creen que debe hacer Australia. Haremos en Australia lo que creemos que es apropiado para Australia".

Desdeña además cualquier consejo llegado desde el extranjero porque, dice, no está "para tratar de impresionar a gente de fuera".

Pero Morrison, un férreo defensor de la industria del carbón, tampoco ve con buenos ojos las propuestas de activistas locales que le piden emprender una transición hacia el uso de energías limpias.

Y mientras unos y otros debaten Australia sigue ardiendo. Solo este fin de semana cerca de 200 viviendas han quedado totalmente calcinadas, cobrándose además la sexta víctima mortal desde que se iniciaron los fuegos.

Voraces incendios que sufre también la fauna salvaje. Son muchos los animales afectados por una catástrofe cuyo futuro no es nada esperanzador; de hecho, recientemente se ha viralizado un vídeo en el que un bombero ofrece agua a un koala sediento.

En las últimas horas Australia ha alcanzado los 47 grados y se teme que lo peor llegue tras las Navidades.