Un accidente de tráfico puede convertirse en una colisión múltiple en cuestión de minutos si otros vehículos frenan para mirar. Es lo que se conoce como "efecto mirón" o "efecto vieja del visillo", como lo ha rebautizado la Guardia Civil para advertir en contra de pararse a cotillear si vemos un coche siniestrado.

"¿Conoces el EfectoViejalVisillo? Puede convertir un accidente en dos, en tres o en muchos más", alerta el instituto armado en un tuit.

"Si ves un accidente en carretera y ya está la Guardia Civil de Tráfico y los equipos sanitarios no frenes para 'visillear'", recuerda la Benemérita.

 

El vídeo que acompaña el mensaje ilustra el riesgo que entraña este imprudente comportamiento: un vehículo cuyo conductor ha frenado para echar un vistazo a un accidente es alcanzado por otro vehículo. Así, un siniestro se convierte rápidamente en uno múltiple.

El 'efecto mirón' genera un gran riesgo para todos los usuarios de la carretera. Recientemente, el rapapolvo de un policía alemán a un grupo de conductores 'mirones' -que habían hecho precisamente lo que la Guardia Civil pide evitar- dio la vuelta al mundo; puedes verlo en este vídeo: