SE JUEGAN LA VIDA POR UN FUTURO DIGNO

SE JUEGAN LA VIDA POR UN FUTURO DIGNO

El mortífero desierto de Níger: la ruta de miles de migrantes que se convierte en su propio cementerio

Antes de llegar al Mediterráneo los migrantes ya se han enfrentado a otro mar considerado un cementerio, el mar de arena del desierto de Níger, un territorio controlado por las mafias, donde las autoridades encuentran cada semana alguna persona muerta de sed y hambre.

Las mafias utilizan esa ruta porque hay menos vigilancia. Su objetivo es llegar a Agadez y de ahí a Libia para poder embarcar hacia Europa. En 2017 han llegado a Libia 2.094 nigerianos debido a que su país sufre una de las tasas más alta de desnutrición y mortalidad. Además allí opera Boko Haram, terrorista de corte islamista.

En otros países la inestabilidad política provocada por elecciones fallidas y una profunda crisis económica son los principales motivos de inseguridad, por ejemplo, en Costa de Marfil y Guinea, desde los que llegan a Libia 1.393 y 1.016 respectivamente.

En Gambia, el presidente saliente también se niega a abandonar el poder causando inseguridad y hambre así que llegan 628. En Malí, la cifra alcanza los 738 porque la población huye por los combates entre las fuerzas gubernamentales y los tuareg. En Senegal no hay empleo por lo que llegan a Libia 640.

En Sudan, casi un millón y medio de niños pueden morir por desnutrición, hay guerra y una grave sequía por eso huyen unas 428 personas. En Ghana, que se hundió la pesca al apostar por el negocio del petróleo, la inseguridad actual que se vive en Libia con tanta migración hace que cada vez más estos países opten por venir a nuestro país.

Seguro que te interesa

laSexta.com | Madrid | 08/07/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.