Cientos de personas se han concentrado en Zaragoza para mostrar su repulsa por el asesinato machista de Rebeca que fue hallada asesinada de madrugada en la vivienda de un hombre que tenía la libertad condicional desde enero de 2017 en contra del criterio del Centro de Inserción de Zuera, donde cumplía la segunda parte de su condena.

El centro había desaconsejado su puesta en libertad tras un informe negativo, pero el juez decidió lo contrario. Era la segunda vez que ocurría, en 2011 hubo un informe negativo para conseguir el tercer grado que fue producido por la prisión de Teruel, localidad en la que ha sido hallado muerto después de lanzarse por un viaducto.