Agredido sexualmente por un grupo de compañeros durante el recreo, es lo que denuncia la familia de un niño de solo 9 años. "Es el testimonio de la familia y nosotros estamos intentando esclarecer lo sucedido para tomar las actuaciones pertinentes", señala Sonia Gaya, consejera de Educación de la Junta de Andalucía.

El niño, que vive en un pequeño pueblo de la sierra de Cazorla, en Jaén, tuvo que ser trasladado a un hospital de Úbeda. El centro, tras explorar al menor, alertó de lo sucedido a la Fiscalía de Menores y de momento la Junta de Andalucía ha expulsado del colegio a cuatro alumnos como medida cautelar.

Asegura la Junta que el colegio no tenía hasta este miércoles conocimiento de ningún tipo de agresión. "Hace falta aumentar los recursos, las dotaciones y el compromiso de todos", asegura Susana Díaz.

Preocupa que los protocolos de protección no funcionen correctamente. Los cuatro niños expulsados de este centro tienen entre 12 y 14 años. "Tenemos una ausencia de educación sexual, una ausencia de control parental en los contenidos que acceden los niños y una hipersexualización. Todo eso son factores que influyen en que cada vez veamos más casos de agresiones sexuales de menores a otros menores", apunta Ana Isabel Gutiérrez Salegui, psicóloga forense.

Desde la Junta hacen un llamamiento para garantizar la intimidad del menor e investigan también si el niño pudiera haber recibido amenazas para no contar nada.