La aerolínea Easy Jet se ha situado en el foco de la polémica tras la publicación de un usuario de Twitter que mostraba como una mujer viajaba en uno de sus vuelos sin respaldo.

"Tienen asientos sin respaldo, ¿cómo se puede permitir esto?", se preguntaba el internauta mencionando a distintas cuentas de Easy Jet en Twitter.

Tras leer el comentario, la compañía contestó a través de la misma red social: "Gracias por informarnos de esto. Antes de que podamos investigar lo ocurrido, ¿podría pedirte que elimines la fotografía y nos envíes más información?"

Sin embargo, Matthew Harris, el usuario que denunció lo ocurrido, se negó a borrar la fotografía, asegurando que se trataba de una imagen "real de un vuelo que aterrizaba en Ginebra".

 

"Uno se pregunta si el resto del avión iba seguro. La mujer fue trasladada a un asiento libre una vez que finalizo el proceso de embarque. No estoy seguro de qué habría ocurrido con el vuelo lleno", continuó explicando en otra publicación.

Tras estos mensajes, Easy Jet escribió varias publicaciones para intentar aclarar lo sucedido. En primer lugar, aseguraron que este se trataba de un "asiento que permite ahorrar dinero" y que la pasajera "podría haber ascendido a un asiento con respaldo, pero claramente decidió no hacerlo".

Sin embargo, minutos más tarde, en otra publicación explicaron que "no se permitía a los pasajeros utilizar estos asientos, que estaban inoperativos y tenían que ser reparados". "La seguridad es nuestra máxima seguridad y operamos con aviones que cumplen la normativa".