EL PEQUEÑO MURIÓ AL CAER POR UN POZO

EL PEQUEÑO MURIÓ AL CAER POR UN POZO

El dueño de la finca pide las fotos de la autopsia de Julen para hacer un contrainforme

Han requerido documentación de la autopsia del pequeño Julen como el informe forense, las fotografías o otros documentos relacionados.

laSexta.com | Agencias
El abogado de David Serrano, dueño de la finca de Totalán, había solicitado un careo con el padre de Julen.
El abogado de David Serrano, dueño de la finca de Totalán, había solicitado un careo con el padre de Julen. | EFE

La defensa de David Serrano, dueño de la finca donde está el pozo en el que cayó Julen, el niño de dos años y medio cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en dicha perforación 13 días después de precipitarse en ella, ha solicitado al Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, que lleva el caso, documentos relacionados con la autopsia del pequeño para estudiar la posibilidad de realizar un contrainforme.

El informe definitivo de autopsia realizado por forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga señaló que el niño murió por la caída en el pozo, a los pocos minutos tras la precipitación, y apuntó a que la causa del fallecimiento fue por traumatismo craneoencefálico y raquimedular, presentando dos fracturas, una en la zona occipital y otra en la región temporal izquierda.

El letrado Antonio Flores, que defiende al único investigado en la causa abierta, ha explicado que los forenses con los que han contactado "nos han dicho que necesitan determinada documentación para emitir una opinión". Por eso, han pedido al juzgado los documentos sobre los que se hizo el informe, con fotografías, y otros relacionados.

El abogado ha señalado que esos forenses de parte "analizarán la documentación y darán una opinión preliminar sobre si consideran que es ajustada la conclusión del IML y si así lo consideran no van más allá; pero si entienden que hay discrepancias o motivos para poder impugnarlo harán un contrainforme o informe completo".

Los forenses del IML descartaron tajantemente que en el fallecimiento del pequeño incidiera la acción de la piqueta utilizada en las primeras horas de las labores de rescate, apuntando que no se trató de una caída libre, sino frenada por la fuerza de rozamiento de la ropa y salientes del pozo.

Julen cayó el domingo 13 de enero a un pozo de tan sólo 25 centímetros de diámetro y de algo más de 70 metros de profundidad. Su cuerpo fue encontrado a las 01.25 horas de la madrugada del sábado 26 de enero por los equipos de rescate que lo buscaban desde el momento del suceso; y a las 03.29 horas se logró subirlo a la superficie.

El informe final de la autopsia determinó que Julen murió por la caída al pozo en Totalán

Los forenses descartaron en su informe final que pudiera morir por el golpe de una piqueta durante las labores de rescate, como había sugerido la defensa del dueño del terreno en el que se encuentra el pozo.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.