El multimillonario danés y dueño de Asos, Anders Holch Povlsen, y su mujer han despedido en un emotivo funeral a sus tres hijos fallecidos en la ola de atentados de Sri Lanka: Alfred, Alma y Agnes.

De los hermanos que se encontraban allí, la única que consiguió sobrevivir fue Astrid, quien durante el acto lanzó globos de colores en su memoria. El funeral, al que han acudido los príncipes herederos del país y sus hijos, ha tenido lugar en la catedral de Aarhus, Dinamarca.

La princesa Mary consuela a su hija Isabel | Reuters

La familia se encontraba de vacaciones en el país cuando se produjeron los ataques, aunque se desconoce en cuál de todas las explosiones fallecieron los menores. En la ola de atentados en iglesias y hoteles de lujo en Sri Lanka murieron 290 personas y 500 resultaron heridos.

Días antes de la tragedia, una de las hijas del empresario compartió en sus redes sociales una fotografía de sus hermanos en el complejo hotelero donde estaban pasando la Semana Santa.

Los féretros de los tres menores fallecidos | Reuters

Povlsen es el propietario de la firma de moda Bestseller, que incluye marcas como 'Vero Moda' y 'Jack & Jones', y es el principal accionista de ASOS. Además, según Forbes, posee más del 1% de toda la tierra en Escocia.