La rápida actuación de dos agentes de la Policía Nacional ha conseguido salvar la vida de Sofía, una niña de apenas un mes de edad que había dejado de respirar en plena calle, según ha recogido 'Telemadrid'.

Delfín y Alejandro estaban de servicio en el distrito madrileño de Barajas cuando vieron cómo los padres de la pequeña pedían auxilio puesto que su hija se estaba ahogando.

Decidieron actuar de inmediato para lograr que la niña volviera a respirar lo antes posibles. "Llamamos al 112 para que nos diera indicaciones por teléfono, cosa que hicieron. Además ellos llegaron muy rápido y la atendieron enseguida", han explicado a la cadena.

Le practicaron la maniobra de Heimlich y Sofía expulsó una masa pastosa de leche que le estaba obstruyendo la garganta.

Además de evitar que muriese asfixiada, los agentes le han regalado un body con el logo de la Policía para que tenga un bonito recuerdo de ellos.