Dos niños, de un año y de tres, han sobrevivido solos después de un accidente de tráfico en el que falleció su madre al sur de Arkansas, EEUU.

El mayor de los dos consiguió ingeniárselas para poder salir del vehículo y llegar hasta una zona rural donde las autoridades le encontraron, según anunció el detective Ouachita Nathan Greeley a la CNN.

Cuando recogieron al menor, éste se encontraba "extremadamente traumatizado" y lleno de cortes. Los agentes le proporcionaron comida y aseo y distribuyeron por la zona una descripción del pequeño.

Un miembro de su familia consiguió identificarle y avisó a los agentes de que probablemente su hermano de un año, al que tampoco habían visto durante días, también debía encontrarse por la zona.

La Policía localizó al pequeño dentro del vehículo volcado en un barranco, aún con su cinturón puesto. Aparentemente estaba estable, pero le llevaron a un hospital local para ser tratado, según precisa la CNN.

No muy lejos del vehículo, la Policía descubrió el cuerpo de la madre, Lisa Holliman, que salió despedida del coche a causa del impacto. "Aún estamos tratando de determinar la cronología del hecho. Los niños podrían haber estado allí dos o tres días" aseguró Greeley.

Ambos niños sufrieron deshidratación, pero se encuentran estables al cuidado de su familia. "Esta no es una historia de abandono. No es nada menos que un milagro".